Implementación de medidas de mitigación.

Esta línea estratégica se focaliza en las llamadas medidas de mitigación no estructurales y estructurales.

Las primeras son esfuerzos encaminados a crear y potenciar en la población beneficiaria actitudes de una cultura de gestión de riesgos, con énfasis en la prevención y en el ánimo de cuidar las edificaciones para mitigar riesgos que hayan sido levantadas en sus comunidades.

Por ejemplo, campaña de manejo de basura, que ha consistido en la presencia en medios con comerciales de 30 segundos en los canales con mayor audiencia en el área de influencia, acompañada por un ciclo de capacitaciones a escolares de centros públicos y privados y la ubicación de basureros para reforzar la acción de poner la basura en su lugar.

La siembra de pasto vetiver, para la estabilización de taludes y como barreras vivas para la protección de las canalizaciones de aguas lluvia, construidas por el Proyecto.

Medidas estructurales (23 obras de mitigación edificadas durante la duración del Proyecto)

Desde 2014 a la fecha se ha finalizado 20 obras de mitigación, que su efectividad fue puesta a prueba por las lluvias de noviembre de 2017.

En su mayoría esas obras son canalizaciones de aguas lluvias para responder de manera concreta al problema de inundaciones en las comunidades beneficiadas, uno de los principales riesgos que enfrenta la población en el Valle de Sula.

La inversión asciende a aproximadamente 93 millones de lempiras, beneficiando de forma directa a 234 mil personas y aproximadamente a 340 mil hondureños y hondureñas de manera indirecta.

Honduras



Implementación de medidas de mitigación.

Esta línea estratégica se focaliza en las llamadas medidas de mitigación no estructurales y estructurales.

Las primeras son esfuerzos encaminados a crear y potenciar en la población beneficiaria actitudes de una cultura de gestión de riesgos, con énfasis en la prevención y en el ánimo de cuidar las edificaciones para mitigar riesgos que hayan sido levantadas en sus comunidades.

Por ejemplo, campaña de manejo de basura, que ha consistido en la presencia en medios con comerciales de 30 segundos en los canales con mayor audiencia en el área de influencia, acompañada por un ciclo de capacitaciones a escolares de centros públicos y privados y la ubicación de basureros para reforzar la acción de poner la basura en su lugar.

La siembra de pasto vetiver, para la estabilización de taludes y como barreras vivas para la protección de las canalizaciones de aguas lluvia, construidas por el Proyecto.

Medidas estructurales (23 obras de mitigación edificadas durante la duración del Proyecto)

Desde 2014 a la fecha se ha finalizado 20 obras de mitigación, que su efectividad fue puesta a prueba por las lluvias de noviembre de 2017.

En su mayoría esas obras son canalizaciones de aguas lluvias para responder de manera concreta al problema de inundaciones en las comunidades beneficiadas, uno de los principales riesgos que enfrenta la población en el Valle de Sula.

La inversión asciende a aproximadamente 93 millones de lempiras, beneficiando de forma directa a 234 mil personas y aproximadamente a 340 mil hondureños y hondureñas de manera indirecta.